27 ene. 2013

#Maquillaje para Dummies# ~2º Parte~ Analiza tu Rostro


¡ESTOY DE SORTEO!

Aviso:
Ya he estado mirando las primeras participaciones y ya he marcado las válidas y las que tienen alguna incidencia.
Podéis consultar la lista donde os estáis apuntando aqui: LISTA DEL SORTEOLas participaciones en:
Verde: Están correctas
Naranja: Incidencia en Twitter o Facebook
Rojo: No me sigues o no comentas en el sorteo (que es obligatorio)
Gris: Aún no lo he mirado
Si tienes alguna duda sobre tu participación, mándame un correo a: momo.mselene@gmail.com


Hola a todas!

Aquí venimos con otra parte de la sección Maquillaje para Dummies.

maquillaje para dummies


Me he tomado muy en serio esta sección la verdad, porque pienso que realmente a muchas chicas les hará falta, porque habrá muchas que se estén iniciando, así que esta sección va para vosotras!

En esta entrada vamos a aprender a analizar nuestro rostro. Lo más importante antes de maquillarnos es saber qué tipo de rostro tenemos, cuáles son nuestras imperfecciones y qué debemos hacer para sacarnos el mayor partido posible.


Para eso, es muy importante que os recojáis el pelo en una coleta o moño y retiréis (en caso de tenerlo) el flequillo de vuestro rostro, dejad la cara limpia, sin maquillar, tal cual sois y haceros una foto de frente.

analiza tu rostro

Este es mi careto!
No llevo más que la crema hidratante puesta, ni base, ni corrector... ni nada! Así soy yo al natural... jajaja una "belleza".
Bromas aparte, una vez que tenemos nuestro rostro en la foto, lo vamos a analizar bien y descubrir que tipo de rostro tenemos. Como sabéis los rostros se dividen en grupos según su forma, y depende de cada forma la base para hacer un maquillaje adecuado a nuestros rasgos.

Para ello, tenemos este esquema con los tipos de rostro que existen según su forma. Compararos bien para averiguar cuál es el vuestro.

analiza tu rostro

Si os sirve de ayuda, abrid vuestra imagen en un editor de imágenes e id dibujando las distintas formas, así descubriréis cuál es la vuestra.
Una vez que lo sepáis, es mucho más fácil que podáis consultar qué tipo de maquillaje, cejas, e incluso corte de pelo, os favorece más según vuestro rostro.
Yo voy a ir un poco más allá y voy a señalar todas las imperfecciones que tengo en el rostro.

analiza tu rostro

Anda que me he puesto buena... jajaja

Bueno, esto es más o menos lo que tenéis que hacer. Miraros atentamente e id apuntando todo lo que veáis que tenéis que es "imperfecto".
En mi caso, parto que tengo un tipo de rostro rectangular más que redondo. Por suerte para mí, tengo simetría, es decir, mi frente mide lo mismo que la distancia que hay de mis cejas a la nariz y de la nariz a mis labios. Depende del rostro que tengáis, esas distancias cambiarán. 

No tengáis miedo a sacaros pegas, lo importante es que sepáis todos vuestros defectos para así poder ocultarlos o cambiarlos para potenciar vuestra belleza.

Además de ser de tipo rectangular, tengo la piel mixta. Eso significa que tengo zonas de la cara que son secas, como la frente, el entrecejo, la barbilla... pero que otras son grasas, como la nariz y las mejillas.
Eso me indica que tengo que utilizar productos que vayan acorde con este tipo de piel.
Normalmente, una hidratante matificante y una base de maquillaje libre de aceites podría ser un gran acierto por nuestra parte, además de los imprescindibles polvos para sellar y matificar nuestro maquillaje.

Seguimos bajando y nos encontramos con los ojos. Analizad su forma, si son pequeños, si son grandes, si tenéis un gran párpado o lo tenéis caído, si los tenéis juntos o separados...
En mi caso, tengo los párpados caídos y los ojos ligeramente separados. Eso va a provocar que tenga que hacer un tipo de maquillaje que almendre mis ojos, los haga más grandes y sobre todo que me eleven el párpado visualmente para darle amplitud a la mirada. 
Las personas con párpados caídos parece que nuestra mirada esté triste o cansada todo el tiempo.

Además, luzco unas ojeras, que en la foto no se nota mucho (porque estoy durmiendo bien últimamente) pero que pueden parecer las de un vampiro (con lo blanca que soy... cualquiera no). Así que en esa parte para mi es imprescindible usar un corrector.
Si seguimos descendiendo nos topamos con mi nariz. No me gusta nada jajaja, es de tabique ancho, respingona y parece una bolita... Para solucionar esto tendré que poner contorno en los laterales del tabique para dar la ilusión de que mi nariz es más estrecha.

Y como muchas personas de piel mixta y grasa, sufro de las horribles rojeces, poros dilatados y puntos negros en mejillas, nariz y barbilla.
Tengo que tener cuidado con la limpieza, hacer una limpieza en profundidad, usar mascarillas para esos tres problemas y exfoliar. De no hacerlo, mi piel, además de parecer una naranja, se verá mucho más apagada y sucia.

Como podéis ver también, aunque tengo el rostro rectangular, mi mandíbula es redondeada porque tengo unos kilitos extra ahora mismo y eso hace que esté más rellenita, incluso en mi rostro. Nada que un contorneador no pueda solucionar.

Y por último, pero no menos preocupante, mi labio superior es más pequeño que el inferior, y además, es asimétrico, véis como me falta un poco de labio en un lado y no en el otro? Este tipo de errores se pueden solucionar fácilmente con un delineador.

Una vez que localizamos todos nuestros fallos y nos hemos puesto a nosotras mismas de vuelta y media, tenemos que analizar cómo podríamos solucionar esos fallos con el maquillaje.
Vamos a empezar por cambiar visualmente nuestro tipo de rostro. 
El rostro ideal es el ovalado, así que tendremos que contornear e iluminar de forma que nuestro rostro visualmente parezca ovalado.

aplicar contorno iluminador

En mi caso, al tener el rostro rectangular tengo que contornear parte de la frente y parte de la mandíbula para dar la ilusión de tener un rostro ovalado.
Además, como tengo el tabique nasal ancho, pongo contorno también en los laterales, comiéndole un poco al tabique, de modo que de sombra y dé el efecto de una nariz más fina.

Con el iluminador voy a iluminar las partes más necesarias, como por ejemplo los laterales de mi rostro a la altura del ojo que están ensombrecidos por culpa del párpado caído, la zona superior del pómulo para dar luz a la mirada, la punta de mi nariz para acentuar el efecto visual de nariz delgada, así como el arco de cupido, para dar la sensación de unos labios más voluminosos.

Recordad que el equilibrio visual está en un rostro ovalado, así que corrige e ilumina donde veas que sea necesario para conseguir este efecto visual.

El siguiente paso para mí, sería corregir, ya no la forma, sino las imperfecciones.

aplicar correctores

En primer lugar, las ojeras. Existen distintos tipos de correctores según el color de la ojera, pero un beige o un salmón es el corrector estándar para la mayoría. (Ya ampliaré esta información cuando dé los correctores).

En segundo lugar, mi mayor problema, las rojeces. Para ello tengo dos opciones y suelo usar ambas cuando no quiero que se me note rojez alguna.
La primera opción es el corrector verde. El verde, según el círculo cromático, es el neutralizador del rojo, así pues, si nos echamos el corrector verde tendremos neutralizadas todas las rojeces y no se verán cuando pongamos la base.
¡¡Muy importante!! El corrector verde debe ponerse ANTES de la base de maquillaje, ya que se verían los parches si lo pusieras después. Con el beige o salmón no tienes ese problema.
La segunda opción es una prebase verde, que además de neutralizarme las rojeces, minimiza los poros dilatados que tengo haciendo que mi piel parezca más fina y menos rugosa.

delineador labial

Para finalizar, en el caso de mis labios que son desiguales y el labio superior es más pequeño, me alío con un delineador de labios del mismo color que el labial que vaya a usar y me dibujo el labio. Luego se aplica el labial, y a volar!

Y con esto, yo ya habría terminado de analizar mi rostro y ya sabría por dónde empezar a maquillar y corregir. 

Os animo a que lo hagáis vosotras, recordad, haceros una foto con la piel limpia y el pelo recogido. Miradla con atención y apuntad todo lo que veáis que puede corregirse, disimularse, arreglarse... Que no os dé miedo sacaros faltas, así como vais a ver vuestras faltas, también veréis vuestros puntos fuertes y podréis sacaros mucho más partido a la hora de maquillaros.

No todas las caras son iguales, así que analizaros y haceros un examen a vosotras mismas para saber qué debéis perfeccionar y qué debéis potenciar.

Espero que os haya gustado esta entrada y que os esté gustando la sección. Cualquier cosa que tengáis que decirme, dejadmelo en un comentario aquí abajo.
Besitos a todas!!!




Post nuevo Post antiguo Home