15 dic. 2012

#Reflexiones# Frivolidad Publicitaria


Hola chicas!

Hoy traigo una entrada un poco distinta a lo que os tengo acostumbrada, pero que hoy me está naciendo el escribirla así, tal vez porque hoy he sido consciente de lo que estaba viendo y me estaba quedando alucinada.
No os ha pasado alguna vez, que tras ver un anuncio publicitario en la televisión os habéis quedado con esta cara?


Bueno, esta va a ser una pequeña reflexión sobre anuncios que veo sobre moda y belleza que me dejan con la misma cara que la imagen que está arriba, un "face palm" en toda regla.

Estoy segura que muchas recordaréis el polémico anuncio de Loewe de este año, el que tenía el nombre de "Modernos", donde algunos jóvenes, a los que cariñosamente voy a llamar "especímenes raros de nuestra sociedad con demasiado dinero y tiempo libre" hablaban sobre la marca, lo que les recuerda y luego hay toda una sucesión de "bolsos bailarines".


He de decir que la primera vez que vi el anuncio pensé que era algún tipo de sketch humorístico, una parodia de algún programa estilo "El Hormiguero" o algo similar, pero no, se trataba del anuncio de verdad y ahí es cuando mis ojos se abrieron como platos y pasé de la estupefacción, a la vergüenza ajena y luego, a la carcajada.
En este pintoresco anuncio podemos encontrar frases como "crecer es un rollo", "el amor es super guay", "Loewe me recuerda a love", "el secreto de un buen beso es..." y demás frases sin sentido alguno mientras observas un desfile de bolsos balanceándose en la mano de sus extraños poseedores, tanto hombres como mujeres con el mismo estilo de bolso, luego poniéndoselo en la cabeza y haciendo poses más propias de una revista de telenovelas que de un anuncio de moda. Todo ello con la música de "La Danza del Sable", vertiginosa melodía que pertenece al ruso Aram Kachaturiam, perteneciente al ballet Gayeneh (1948).
Recuerdo que el periódico El País lo tachó de: "fashionistas pretendidamente vanguardistas y modernos, (…) ponen sobre el tapete los temas que, supuestamente, preocupan a la gente que ronda los 25 años".

Y yo me pregunto... realmente la marca se pensaba que estos "modelos del modernismo juvenil" representan el pensamiento de la juventud actual? O es simplemente una mezcla de falso glamour, niños ricos que tienen de todo con una mezcla de expresionismo choni y mal gusto?
No voy a criticar la estética, porque cada uno viste como quiere, pero no me gusta, para nada las generalizaciones y mucho menos que se de una imagen de la sociedad juvenil que es totalmente distinta y amorfa en comparación con la realidad, a no ser que se trate de algo sacado al más puro estilo Hijos de Papá, el programa de Cuatro (otra vergonzosa demostración de "glamour").

En resumen, me parece vergonzoso este anuncio, es... el peor anuncio que me he podido echar a la cara, tanto que más que llamarme la atención a la marca, me ha parecido una ridiculización de la misma. Si los publicistas lo que pretendían era causar impacto y que todo el mundo recordara el anuncio, aunque fuera por lo estúpido que es, mi enhorabuena, porque lo consiguieron. Durante días estuvo la gente hablando y criticando el anuncio, pero no creo que las ventas aumentaran gracias a esta campaña... 

Otro de los anuncios que me dan vergüenza ajena viene de la mano de Desigual, es el último anuncio que ha emitido la marca y que me parece el colmo de la frivolidad y de la carencia de... no sé... ética? moral? no sé explicarlo, pero me quedé muerta viéndolo y todo el respeto que tenía por la marca... se evaporó. Encima de caro, con mala publicidad.



Me quedo sin habla vaya.
No digo, ni mucho menos, que las mujeres tengamos o no derecho a pensar lo que en el anuncio piensen, oye mira, cada cual... es libre...
Pero yo veo este anuncio y me transmite... frivolidad, no porque sea una mujer quien lo diga, me transmite lo mismo si es un hombre. Todos somos humanos, tenemos hormonas... si, vale, muy bien, lo que queráis, pero... ¿qué tiene que ver esto con la ropa?
Por que yo solo estoy viendo a una tipa contando y recontando las ganas que tiene de tirarse a su jefe, haciendo un resumen rápido del anuncio vaya.
Con ropa o sin ropa, con poses a cual más provocativa y detallando lo que le haría... que sí, libertad de expresión y lo que queráis... pero a mi me parece frívolo y decepcionante por la marca.
Basar las relaciones en "ganas de tirármelo o no" me parece totalmente deshubicado en un anuncio de ropa, porque a mi lo que me está transmitiendo no es que "la vida sea chula" si no que es patético, poniendo las relaciones de superficiales, frívolas y... no sé explicarlo vaya... 

Siento vergüenza ajena de este anuncio. No me veo representada con esta chica, que me parece el colmo de la ordinariez vaya. El otro anuncio, donde la chica se piensa como decirle a sus padres que está con otra chica, me gusta, porque no baja al ser humano a la ordinariez, ni la otra chica que piensa irse de vacaciones (aunque bromee con acostarse con varios tíos), pero este, en concreto, me quedé con una cara de asco... 
Un desastre... un punto muy negativo para Desigual.

Aunque estoy segura de que sus publicistas han conseguido lo que querían, bien o mal, se habla de la marca y del anuncio, que es lo que siempre se pretende de algo como esto.

Otro de los anuncios impactantes o al menos... desagradables que he visto ha sido el del programa Atrévete de Cadena Dial, del cual no he encontrado video por la red (normal, quién querría ver eso?), pero que reconoceréis rápidamente cuando veáis un culo.
Sí, sí, un culo masculino, con sus calzoncillos grises con corazones rojos y una voz en off que cuente que el menganito que los lleva lleva desde el martes pasado con ellos y que al principio pensaba que era un marrano, pero que ahora lo tomaba como una indirecta... 
Desagradable es poco al ver ese culo, moviendose, bailando al son de la musiquita del programa, mientras la voz en off seguía haciendo un seguimiento de porqué le gustan esos calzoncillos.
Es que veo ese anuncio... y cambio de cadena.

Y, para terminar, otro de los anuncios penosos de este año. El de VisionLab

Con la música de Enrique y Ana y su famosa canción "El Disco Chino", VisionLab nos ofrece un anuncio donde dos... elementos con voces chillonas señalan el cielo viendo un cartel luminoso con la palabra "Gratuito".
Si es que, el anuncio habla por sí mismo...


Estos anuncios, realmente lo que hacen no es animarnos a comprar el producto, está claro que los mejores productos son los que se conocen del boca a boca y no por campañas millonarias de publicidad (y digo millonarias porque según la franja horaria en la que se emita se puede pagar por 30 segundos unos 500.000 euros como poco... Ahora sabéis porqué hay tantísimos anuncios en las cadenas privadas...) con la estética perdida en algún lugar.
No, los publicistas buscan que hablemos del anuncio, que se nos quede en la mente, ya sea por la melodía, las palabras con gancho (como los anuncios de Mixta, que son mis favoritos) o por un contexto polémico, se hablan de ellos, bien o mal, pero están en boca de todos y todos los hemos visto.


Y aquí es donde llega mi reflexión.
¿Cómo hemos llegado a esto?
En qué momento en vez de decir las cualidades de un bolso de Loewe, su calidad y su glamour hemos pasado a unos "modernos" que se van de paseo con el bolso?
No estoy hablando de inculcar los valores de la televisión que había en nuestros padres, pero hay que ser conscientes que hasta en temas publicitarios la sociedad parece haber perdido su valor. La fina línea entre lo real y la ficción es tan efímera que asumimos que lo que estamos viendo, los anuncios, series, todo a lo que estamos siendo bombardeados a diario es real... cuando la realidad de la sociedad es una muy distinta.
Sal a la calle y dime cuantos chicos jóvenes ves con bolsos de Loewe, sal a la calle y dime cuántos ves con su estética. Quién puede permitirse esos lujos hoy día?

Personalmente me parecen un insulto, una frivolidad, como la existencia de programas como el de Hijos de Papá, ¿dónde estamos llegando y cómo podemos evitarlo?
Tal vez ya nosotros, que somos grandes y de la época en la que nos criábamos con dibujos animados de valores como el amor, la amistad y la justicia no nos veamos afectados realmente por estos anuncios y programas frívolos y vergonzosos. Pero y las generaciones que vienen?
Se están criando con algo que ven "normal" y que de normal no tiene nada por mucho que pretendan que lo sea.
Debemos ser conscientes y críticos con lo que vemos y no dejar que aquello que no es normal, nos acabe pareciendo tan cotidiano como el levantarnos cada mañana.

Espero no haberos dado mucho la brasa... hoy me encontraba muy filosófica y muy crítica con el mundo de la comunicación.
Ansío ver vuestras opiniones, buenas o malas, cada comentario es una alegría!

Besitos y feliz fin de semana!! 


PD. Desde aquí, aunque no lo van a leer, pido el pésame y un minuto de silencio por esas 27 víctimas de Newtown, por esos niños que sin tener culpa alguna han pagado las consecuencias de un país que no ve lo peligroso que es que todo el mundo pueda tener un arma en casa.... Mis condolencias a esos padres que han perdido a sus pequeños. Esperemos que no se repita.





Post nuevo Post antiguo Home